lunes, 11 de agosto de 2014

Economía de guerra II: aprende a ahorrar lo máximo posible.

Este artículo es continuación de la primera parte.            


  • EL CAFÉ 
Resulta semejante sangría que el café merece mención aparte. ¿Alguna vez te has parado a pensar cuánto dinero gastas al año en tomar el café del almuerzo o el café de después de comer? Sólo que tomes uno al día, se te van unos 220 euros al año. No está nada mal, ¿verdad?

El café, las botellas de agua, la cervecita y otros caprichos tontos suponen una importante fuga de dinero que tienes que cortar. Llévate tu propio café al trabajo, en un termo, al igual que te llevas el almuerzo y evita tomar el "café social" con los demás. Puede ser un poco raro al principio, pero un termo no vale más de 6-9 euros, según el tamaño, y lo amortizarás en seguida.


  • UTILIZA EL TRANSPORTE PÚBLICO O VE ANDANDO SI PUEDES

Por supueto, no todo el mundo puede. No es lo mismo vivir en un sitio pequeño que en uno grande, ni trabajar en plena ciudad que tener que ir a una fábrica a las afueras.

Pero lo que sí que es cierto es que mucha gente tiene la costumbre de coger el coche para todo. Y un coche es caro de mantener (seguro, averías, gasolina, ...). Si puedes, intenta ir en bici al trabajo, o andando, y utiliza el transporte público (metro, bus, tranvía, ...).

Una última cosa: si decides ir en bicicleta ten en cuenta que las roban mucho. Cómprate un buen candado y no olvides atarla a un punto fijo. Tampoco olvides atar ambas ruedas. No la dejes en la calle por la noche.

  • NO COMPRES NADA QUE NO NECESITES

Ni rebajas ni leches. Comprar barato algo que no necesitas o que no vas a usar es tirar el dinero. Punto. A todos nos gusta tener el armario lleno de ropa, reloj nuevo, zapatos a tutiplen, unas vacaciones estupendas, etc, etc. Pero si estás luchando por llegar a fin de mes no puedes permitirte nada de esto. Compra sólo aquello que necesites.


  • COMPARA PRECIOS. ESPERA A LAS REBAJAS.

Una vez que tienes claro que vas a comprar algo, tienes que averiguar cuándo y dónde comprarlo.  Espérate a las rebajas, compara precios, fíjate cuando vayas por la calle en las tiendas y las ofertas que tienen. Espera a las segundas rebajas, al remate final, y cómpralo entonces. Te ahorrarás mucho dinero.

Hoy en día existe la posibilidad de comparar precios mirando también en internet. Compara los precios que ves en las páginas web de los comercios con ebay, amazón y otras webs de venta de productos. Busca cual es el precio de compra al por mayor para hacerte una idea muy exacta de si lo que vas a pagar es un buen precio o no.


  • LLEGAN LAS VACACIONES
Las vacaciones suponen un gasto de dinero muy alto en muy poco tiempo y tenemos siempre que mirar de minimizar los gastos todo lo posible. 

    • Nunca pidas un crédito para irte de vacaciones: si no puedes, no puedes. Pero no te embarques en uno de esos créditos que tienes que pagar con recargos elevados por irte de vacacaciones. Vete al pueblo o quédate en la ciudad - en agosto se está estupendamente en las grandes ciudades. Pero jamás pidas un crédito.
    • Booking.com y otras páginas de reserva de hoteles te permite coger hoteles con cancelación gratis. Mira con tiempo el hotel y, un mes antes más o menos, mira a ver si puedes encontrar otro que te guste pero más barato. A veces cuela.
    • Reserva el vuelo con tiempo. Mira siempre las compañías lowcost.
    • Puedes coger billetes de tren con descuento si haces tu reserva con mucho tiempo.
    • Los viajes organizados son carísimos. Si puedes, ve por tu cuenta.
    • Llévate comida para el viaje. Compra cuando llegues en algún supermercado y haz las comidas que puedas así. Evita en la medida de lo posible los restaurantes. 
Para divertirse, ver cosas, conocer sitios y gentes nuevas, no necesitas gastar un dineral. Intenta evitar todo tipo de gastos innecesarios.

  • DIY: haz TODO tú mismo

(continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.