domingo, 5 de mayo de 2013

Cómo ahorrar: soluciones para tiempos de crisis, los bancos de tiempo

¿Qué es un banco de tiempo?

Dada la lamentable situación económica actual, la gente busca cualquier solución para ahorrarse un dinero que puede necesitar el día de mañana - o, peor aún, que necesita el día de hoy - para llegar a fin de mes.

Una de las soluciones que se está imponiendo es la vuelta al trueque, y en este caso a los así llamados "bancos de tiempo", que no son otras cosas que un intercambio de servicios: "te arreglo el ordenador y a cambio me ayudas a pintar la casa", por poner un ejemplo.



Indudablemente, ésta es una excelente iniciativa ya que, al final, con dinero o sin dinero, hay que seguir arreglando las cosas que se estropean. Y no todo el mundo puede permitirse pagar un pintor o un albañil. Si estás en paro, esta es la solución ideal para hacer algo por los demás y para recibir ayuda cuando lo necesites.

En un banco de tiempo se intercambian horas de servicio. Tus horas, ayudando a otra persona a hacer algo que tú domines, sevirán para darte créditos que puedes cambiar por horas de otra persona. Muy simple y efectivo. Y gratis.

Normas básicas de un banco de tiempo

Como toda organización, un banco de tiempo necesita unas normas mínimas para garantizar el buen funcionamiento y armonía entre todos sus miembros. Necesita un reglamento mínimo que todos los socios deben cumplir. Entre otras, las normas de un banco de tiempo serían:

- ser preciso en el servicio que se ofrece: duración, materiales, horarios, descripción de la actividad que se presta o solicita, etc.
- los gastos de material los paga quien solicita el servicio (botes de pintura, herramientas)
- respeto al resto de miembros y a su privacidad
- no puede hacerse ningún tipo de pago
- el número de créditos que cuesta el servicio, para garantizar la equidad de la transacción, debe estar bien definido
- todos los intercambios se han de hacer haciendo uso del propio banco de tiempo, para que queda hacerse un correcto seguimiento de todas las tareas
- debe haber un equilibrio entre las horas que uno da y las que recibe.
- antes de dejar el banco de tiempo, debes de poner tu saldo a cero.

Los bancos de tiempo se basan en ayudar a los demás, en el respeto, en aprender, en la solidaridad. Y al final esos son sus principios fundamentales. La función de la administración de un banco de tiempo es garantizar que estos principios se cumplan, estableciendo unas normas básicas y facilitando el contacto entre sus miembros.

Ventajas e inconvenientes de los bancos de tiempo

Las ventajas de los bancos de tiempo son evidentes: es una forma de conseguir ayuda gratis, y encima teniendo la oportunidad de ayudar a otras personas, en estos tiempos en los que la solidaridad es tan necesaria. El único coste que tiene es el precio de los materiales, a pagar por el solicitante del servicio, y el tiempo invertido.

Pero también tiene sus inconvenientes: el no contratar un servicio profesional hace que no esté claro quién asumirá la responsabilidad de una reparación. Aquí el banco de tiempo tiene un cierto vacío legal al respecto. Si te hacen una obra de fontanería y pasa algo a los 6 meses, ¿quién tiene responsabilidad sobre eso? ¿Pagará el seguro?

En este sentido, cabe destacar el siguiente párrafo, cogido de la snormas de los bancos de tiempo de Madrid (aunque sea común a todos los bancos de tiempo)

La firma de este compromiso de participación exime a la organización (Ayuntamiento de Madrid) de todo tipo de responsabilidad relativa a los daños o perjuicios que pudieran producirse durante el ejercicio de los intercambios del Banco de Tiempo. La adhesión a las presentes Normas incluye el compromiso de no entablar acción judicial alguna sobre las posibles consecuencias que pudieran derivarse de las actuaciones realizadas dentro del Banco de Tiempo de Madrid.


En conclusión

Los bancos de tiempo son una excelente forma de conseguir ayuda con ciertas cosas que uno mismo no sabe hacer o no puede hacer por falta de medios, como puede ser una mudanza, pintar un piso o una pequeña reparación sin importancia pero de coste elevado que tú no sabes cómo afrontar.

Pero por otro lado dependen completamente de la buena voluntad de los contratantes y, aunque la buena intención se supone, esto entraña ciertos riesgos en el caso de servicios complejos. En este punto su transparencia es un tanto limitada, dejando todo "en manos de los contratantes".

Son pues una excelente iniciativa, en desarrollo, que promete crecer en el futuro y ofrecer soluciones reales a los problemas económicos que todos padecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.