miércoles, 3 de abril de 2013

La estafa de la factura de la luz



Todo el mundo sabe que en tiempos de crisis el ingenio se agudiza, pero también para mal. Y, tristemente, una de las cosas que va en aumento en proporción al paro son los robos y las estafas.

Hoy vamos a hablar de una de las malas prácticas de comerciales de las eléctricas sin escrúpulos. Que son una minoría, sí, pero existen y se aprovechan sobre todo de ancianos para engañarles y cambiarles a su compañía, sacando una buena comisión.

El método es muy simple: solicitar la última factura de la luz con cualquier excusa (estudiar si puede ahorrarse, mirar si tienen o no la TUR, ..) para cambiarles de compañía.

Y es que la factura eléctrica contiene suficiente información para permitir esta estafa. Lo único que necesitan son nuestros datos personales, la potencia contratada, consumo, número de cuenta (que aparece parcialmente relleno y que pueden intentar conseguir por otros medios) y un par de cosas más.

Así que ya sabes: jamás enseñes tus facturas ni ningún otro dato personal a nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.