lunes, 8 de abril de 2013

Ahorra dinero pintando la casa tú mismo

Pintar habitacion.jpg  Pintar es una tarea lo suficientemente fácil y entretenida como para que no merezca la pena contratar a nadie. Y desde luego no está el horno para bollos. Hoy en día, todo lo que ahorremos es poco.

En este artículo, describiremos cómo se pinta una casa, paso a paso, para que podáis hacerlo vosotros mismos sin mayor problema.

Materiales que necesitarás

Brochas de diversos tamaños: necesitarás alguna brocha,  una grande (del 50 aprox) y una pequeña (del 20 o del 30) para los rincones a los que no puedas llegar con el rodillo. Hay brochas de distintas calidades. No las compres en los chinos, por unos pocos euros cómprate una decente.
 

Rodillo y escurridor (cubeta): para pintar las paredes y techos lo más rápido, sin recurrir a las pistolas, es hacerlo con rodillo. Quedan impecables y es fácil con un poco de cuidado. Hay distintos tipos de rodillo, para paredes y techo, para esmaltar, para barnizar ... Los tuyos son los de paredes y techo. Fíjate bien en cuáles elijes, según tengas o no gotelé en las paredes. Pregunta.


Cinta de carrocero, plásticos, cartones o periódicos para cubrir los muebles y que no caiga pintura. Los plásticos los venden en las ferreterías y tiendas de bricolaje. Puedes comprarlos por metros, ya preparados para usar para estas cosas. También puedes mirar en los chinos, que será más barato a lo mejor.

cintaindice.jpg

Pintura: fíjate bien en cuántos litros necesitas. Lo mejor es que inviertas en una buenta pintura y evites ahorrar dinero comprando la del Simply o la del Carrefour, que te puede salir muy mala. Ve a tu tienda de bricolaje, o a una especializada, y elije el color que más te guste. Hoy en día puedes pedir los colores que te apetezca, hechos de propio a medida. Encarga siempre de sobras, por si algún día tienes que repintar un desconchón o detrás de un mueble que quites o algo así.  Para las paredes se usa pintura plástica, que es lavable con agua y jabón.

Para la cocina y el baño, hay pintura especial anti-humedad. No está de más que compres de ésta, pero lo que realmente es "anti-humedad" es tener una buenta ventilación que evite se forme condensación y salte la pintura con el tiempo.

 pintura.pintura_interior.plastica_decorativa.titan_una_capa.2

Guantes, ropa vieja, un gorro viejo: acabarás lleno de pintura (manos, pelo, ropa, ...). Usa ropa vieja para cubrirte y no estropear la nueva.  Los guantes si quieres te puedes ahorrar comprarlos. Cógelos del supermercado, los de seleccionar la fruta. Son un poco incómodos pero sirven igual.

Rasqueta, papel de lija: posiblemente necesitemos esto, pero no lo compres de momento.

RASQUETA TRIANGULAR UTENSILIOS ECO

Preparación de una habitación para pintar

Lo primero es sacar todas las cosas que razonablemente, por tamaño y por peso, puedan moverse: mesas, sillas, alfombras, muebles pequeños ... Para mover objetos pesados de un sitio a otro de la casa pon algo debajo de las patas, y así no rayarás el suelo.

Una vez la habitación está despejada, el siguiente paso es cubrir con cinta de carrocero todas las cosas que son susceptibles de ser manchadas mientras pintas, como los rodapiés o los enchufes y las manillas de las puertas y ventanas.

Después, cubriremos los muebles grandes con periódicos o con lo que podamos, para que no les caiga pintura encima. El suelo, si tienes cuidado pintando, realmente no hace falta cubrirlo. La pintura plástica no agarra bien ni en suelos de madera barnizada, ni en gres, ni en ninguna otra superficie de las que tenemos en el suelo de casa. Si te cae alguna gota, limpialo bien con un trapo humedecido conforme vayas pintando y ya está. Ten ciudado de que el rodillo no gotee y no necesitarás perder un montón de tiempo cubriendo el suelo con miles de periódicos. Y tras esto, ya sólo nos queda el último paso.


Preparación de las paredes y techos

Las paredes y techos deben estar en perfecto estado antes de pintar. Esto quiere decir que si tienes algún desconchón lo tienes que reparar antes de nada. Si es muy grande, tendrás que volver a poner yeso, o masilla ya preparada (quilate liteplast por ejemplo) y dejarlo bien liso con la rasqueta o con una llana. Después lo lijas y ya puedes pintar.

También hay que saltar toda la pintura que está mal. Si pintas encima de pintura en mal estado, con el tiempo se desprende y tienes que volver a pintar. Si ves que tienes algún trozo que está empezando a saltar, coge la rasqueta y sáltalo del todo, hasta que lo que quede esté en perfectas condiciones para pintar encima. Después, lija los bordes hasta que se igualen las superficies para que no se note.


Lo ideal, aunque a veces incluso los profesionales no lo hacen, es lijar con una lija de grano fino antes de pintar, para que agarre bien la pintura. Esto es una paliza si lo haces a mano. Pero quedará mucho mejor y no tendrás que volver a pintar en siglos. Lo dejo a tu elección. Para una vez en la vida que vas a pintar, no te merece la pena invertir dinero en una lijadora automática.

Y una vez están las paredes y el techo en buenas condiciones, las dejamos bien limpias. Las limpiamos bien con agua y jabón neutro. No empapes demasiado el trapo o esponja que uses, para que seque antes.

Y ya podemos pintar

Ten en cuenta que los rodillos abarcan superficies grandes, así que antes de nada tienes que coger la brocha y pintar alrededor de los enchufes, de los recogedores de las persianas, de los muebles pesados, ... en todos esos rincones a los que muy dificilmente llegarás a base de rodillo.

Después empezamos por el techo. Siempre se hace primero el techo, para evitar que gotee y nos fastidie la pintura de las paredes. Cuando pintes el techo, no te pongas debajo del rodillo o te saltará pintura a los ojos. No es nada divertido.

Echa pintura en la cubeta, empapa el rodillo y escúrrelo bien. Da pasadas primero en un sentido y luego en el otro. Las pasadas deben ser largas, sin exagerar, para que quede todo bien cubierto. No hagas fuerza con el rodillo contra la superficie o te saltará pintura y quedará mal. No cargues el rodillo demasiado. Piensa que la pintura es como una pasta que vas expandiendo.

Normalmente bastará con dar un par de capas (también venden pinturas monocapas), sin imprimación previa a no ser que estés pintando directamente en una superficie no pintada. Los botes de pintura tienen información sobre cuánto tiempo esperar hasta que seque la primera capa. Normalmente son 24 horas hasta repintado y unas 6-8 hasta "secado al tacto". Respeta cuidadosamente las indicaciones.

Conseguido

Si has seguido todos los pasos cuidadosamente ya sólo queda quitar todos los plásticos, la cinta de carrocero, limpiar el polvo caído durante el lijado y volver a organizar la habitación. Ya está hecho.

Parece un proceso largo y tedioso, pero en cuanto hayas hecho una verás que es muy sencillo y que no te vas a gastar un duro. El coste total de los materiales es muy poco. Las brochas, rodillos, cinta de carrocero y resto de materiales auxiliares cuestan unos cuantos euros entre todos. La pintura depende de la marca que elijas. Pero tienes primeras marcas de oferta casi siempre que salen muy bien de precio.

Elije una buena pintura, una marca de prestigio, prepara todo bien (sobre todo limpia y lija), y olvídate de volver a pintar en muchos años. Si lo haces bien, con cuidado, no es necesario volver a pintar a los cinco años, al contrario de lo que suele decirse.

Pintar tú mismo es fácil.

Todos los artículos de bricolaje
Todos los artículos de ahorro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.