miércoles, 3 de abril de 2013

10+1 útiles consejos para ahorrar en tu tarifa de la luz

Si existe un cargo realmente fastidioso es la luz. Y es que, con tanta subida, la facturita de marras no hace mas que amargarnos mes a mes, siendo un gasto aparentemente imposible de rebajar. Nuestro objetivo en este artículo es dar unos consejos para que, con paciencia, consigas quitarle unos buenos euros a la factura. Tu bolsillo lo agradecerá.

 
1. Pon bombillas de bajo consumo, o LEDS, en aquellas habitaciones donde vas a estar bastante rato al día.

Cuidado, las LEDS a día de hoy son caras y va a ser difícil de amortizar, pero las bombillas de bajo consumo no. El consejo sería poner bombillas de bajo consumo en aquellas habitaciones en las que vayas a estar bastantes horas al día, como la cocina o el salón. Cuando las compres, fíjate en los lumens que tiene la bombilla de bajo consumo. Los lumens son la auténtica bombilla de la eficacia iluminando de una bombilla. Por ejemplo, una de bajo consumo de 20W iluminará como una normal de 100W. 


Así mismo, debes evitar a toda costa usar luces halógenas, que consumen muchísimo. Si tienes halógenas empotradas, que sepas que hoy en día dispones ya de sus equivalentes de bajo consumo.

2. Pon la lavadora con agua fría.

Salvo que la ropa esté muy sucia, en cuyo caso deberías darle una buena frotada a mano, un lavado con agua fría sin suavizante y sin lejía, sólo detergente, las dejará perfectas. Ahorrarás unos buenos euros.

3. No tengas encendido nada que no estés usando.

Los archiconocidos standbys de la TV, la mini-cadena y otros pequeños electrodomésticos consumen unos cuantos wattios por hora. Si multiplicas por 24 horas/día y por 365 días /año son unos buenos euros. Apaga todo lo que no uses. No tengas la manía de tener encendida la tele porque "hace compañía". Apaga las luces cuando salgas de una habitación, salvo que vayas a volver en breve. Piensa que:

- la TV encendida consume unos 70-80W
- la mini cadena de música chupa unos 20W
- la TV en stand-by serían 3-4W

Y todo suma a fin de mes. Más con la clavada en impuestos que nos meten.

4. Cocina en olla rápida


Unas buenas lentejas en olla rápida salen mucho más baratas que hechas en una cazuela o en una olla tradicional. Eso sí, ten cuidado al usarla porque conllevan cierto peligro. Mantén la válvula de escape bien limpia, para que salga el vapor, y estate atento para bajar la vitro en cuanto empiece a salir el vapor.

5. Cocina para varios días a la vez. Apaga la vitro antes y usa el calor remanente.

Apagando y encendiendo la vitro una y otra vez, lo único que conseguirás es gastar más tiempo y energía. Haz comida y congela varias raciones para otros días.
También, ten en cuenta que la vitro conserva el calor después de apagarla. Por ejemplo, si haces café, apágala en cuanto empiece a hervir. Seguramente será suficiente para terminar de hacerse.

6. Estudia si te interesa cambiar a la tarifa de discriminación horaria (TDH)

La tarifa de discriminación horaria, TDH, se llama así porque cobra el kw a dos precios distintos, según sea de día (12.00 a 22.00) o de noche (resto del día). Durante el día, el precio es ligeramente superior al kw/h con una tarifa normal, unos 18 céntimos kw/h. Y durante la noche sale a más o menos 5 céntimos kw/h. Por lo tanto, sería interesante saber si podemos ajustar nuestros hábitos y ahorrar dinero con la TDH.

Veamos cómo podría hacerse esto:

- nevera: está todo el día enchufada,y, como el periodo de día es algo más largo que el de noche, nos saldría un pelín más caro.
- lavadora, lavavajillas: no es ningún problema ponerlos por la noche
- vitrocerámica: no es práctico pensar que vamos a cocinar de las 10 de la noche en adelante, también nos saldrá más cara
- radiadores eléctricos: estos sí pueden ponerse por la noche
- iluminación: parte caería por el día y parte por la noche. Son muy pocos wattios comparados con lo demás para tenerlos en cuenta.
- horno: poner el horno es carísimo. Mejor si lo hacemos por la noche, aunque alguna vez será inevitable usarlo durante el día.

Debemos saber cuánto consumen nuestros electrodomésticos, y lo necesitamos exacto. Los electrodomésticos tienen por detrás una etiqueta que dice cuánto consumen, pero es el consumo máximo. Para saber cuánto exactamente cuesta poner un lavavajillas o una lavadora necesitamos un medidor de consumo eléctrico, que cuesta unos 12 euros. Con él, podremos determinar exactamente el gasto que hacemos de luz y cuánto ahorraríamos moviéndonos de tarifa a la TDH.

Los medidores de consumo pueden comprarse por un buen precio en amazon.es o en tiendas de bricolaje (AKI, leroy merlín, ferreterías, etc).

7. Compra aparatos eficientes en términos de consumo de luz

Sobre todo compra electrodomésticos (frigoríficos, lavadoras, lavavajillas) con certificación tecnológica A++, que por una inversión algo más alta te dan una mucho mejor eficiencia energética. Es una buena inversión a largo plazo. Es más, si tienes una nevera del año catapún, mide su consumo y planteate comprar una nueva que sea más eficiente. Puede ser que te lleves una sorpresa.

8. Baja tu potencia contratada al mínimo

Mucha gente contrata una potencia que es excesiva para el consumo que va a hacer. Si no te importa no poder poner el lavavajillas y la lavadora a la vez, una potencia contratada de 3.5kw sería más que suficiente (cuidado con el consumo del aire acondicionado, consulta antes que no te quedes corto). Las compañías eléctricas cobran por potencia contratada que ,sumado a los impuestos sobre esa cantidad, acaba siendo un buen pico.

9. Evita el uso de calefactores eléctricos y del aire acondicionado

Todos los aparatos eléctricos que producen calor, por su diseño, consumen muchísimos kw. Tostadoras, secadoras, secador de pelo, calefactores, lavavajillas, ... todos rondan mínimo los 2kw/h y, usados durante varias horas a la semana, contribuyen notablmente a engordar la factura de la luz.

No pasa nada por abrigarse más en casa durante el invierno. Lo que no es normal es ir en camiseta. Evita el uso de estos aparatos y lo agradecerás a fin de mes.

10. Pregunta a los demás cuánto consumen de luz.

Muchas veces, por no preguntar, nos perdemos la oportunidad de saber cuán equivocados estamos en cuanto a lo que "consumo normal" se refiere. ¿Es normal pagar 25 euros al mes? ¿Y 50? A lo mejor nos parece que nuestro consumo ronda el mínimo razonable y no es así. Pregunta y ayuda a los demás a reducir su consumo de luz, a la vez que te ayudas a ti mismo a ahorrar unos euros a fin de mes.



Y de propina ... el bono social

La tarifa "bono social" es una tarifa especial pensada para gente con bajos recursos económicos y que se concede automáticamente a personas cuya potencia contratada sea <3kw. En la práctica, esto quiere decir que tienes que contratar 2.2kw de potencia.

Esta tarifa es notablemente más barata que las demás pero tiene el inconveniente de no permitir usar ningún electrodoméstico (nevera sí, pero lavavajillas o aire acondicionado imposibles). Si te ves apurado, puedes recurrir a ella para reducir tus gastos al mínimo. Es importante conocer su existencia.

Hasta pronto!

Todos los artículos de ahorro










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.