martes, 22 de noviembre de 2011

Sobre la mera estética y la forma física.

La mayoría de la gente que practica un deporte no entrena "para ganar músculo", sino para mejorar sus capacidades. El músculo en sí no sirve para nada. De hecho, ganar más músculo puede ser un problema para muchos deportistas, que se verían obligados a competir en una categoría de peso superior, donde tendrían pocas posibilidades frente a otros atletas que caen "naturalmente" en esa categoría de peso.

Todos tenemos una genética determinada, y una persona que mide 1.80, es delgada, y normalmente se movería en la franja 68-72 kg no debería subir hasta los 90kg a costa de sumar artificialmente masa muscular. Alguien de complexión delgada, entrenando duro, puede ser un muy buen escalador, futbolista, etc ... pero es absurdo que se atiborre a batidos de proteínas por meros motivos estéticos.



Cuando uno va a un gimansio le dan una tabla de ejercicios y le dicen que tiene que hacer, más o menos, 3 o 4 series de cada ejercicio, y del orden de unas 10 repeticiones en cada serie con descansos de 90''. Además, y como si no fuera suficiente meter descansos de 90'' y perder el tiempo haciendo ejercicios para los gemelos, le dicen, esencialmente, que debe huir del cardio como si fuera la peste, tomar batidos de proteínas, creatina ... 

Y sí, funciona. Ganas músculo. Y a la vez pierdes forma física y descuidas gravemente otras facetas de tu entrenamiento.

Un buen estado físico no se caracteriza por unos músculos enormes, mucho menos si van acompañados de una resistencia aeróbica floja, sino por toda una serie de cualidades por las que también deberíamos preocuparnos, por ejemplo:
  • agilidad
  • coordinación
  • equilibrio
  • explosividad
  • elasticidad
  • resistencia
  • fuerza, en sus distintas facetas (fuerza-resistencia, explosiva, ...)
  • ...
Por poner un ejemplo, un luchador de greco-romana no sólo necesita tener un buen nivel de fuerza, sino también ser capaz de aplicar dicha fuerza repetidamente, en oposición a un objeto que está constantemente en movimiento y, además, aguantar isométricamente lo que sea necesario que duren los intentos del rival de desestabilizarle. También necesita una buena agilidad, coordinación, flexibilidad, reflejos, etc, etc.


Por otro lado, levantar más y más peso en press de banca te lleva a todo lo contrario:  descuidas otros aspectos del entrenamiento como por ejemplo la agilidad o el equilibrio, obvias un montón de estabilizadores, tiendes a lesionarte (leáse el manguito rotador, que mucha gente que hace press de banca a saco acaba con lesiones a medio/largo plazo) y tu resistencia aeróbica, con contadas excepciones, se reduce a "20 minutos de bici al final de las pesas".  Estos 20 minutos tienen bien poco que ver con estar en forma.


 Y es por todo esto por lo que debemos entrenar, buscando siempre la combinación ideal para nosotros. En nuestro entrenamiento deberíamos cuidar cada una de estas cualidades y no centrarnos tan sólo en la fuerza o, peor aún, en el efecto estético que nos produce cuando nos miramos al espejo.
Finalmente, decir también que un entrenamiento bien diseñado y completo conlleva además un buen aspecto físico, un aspecto natural de "atleta", y no de portero de discoteca atiborrado a esteroides. Sin duda una mejor opción en todos los sentidos.

Sirva de ejemplo Buakaw, grandísimo atleta y famosísimo luchador de Muay-Thai, que no ha tocado una pesa en su vida:


Y ahora es el momento de que te plantees qué quieres realmente y si lo que estás haciendo es realmente lo adecuado.

Más artículos de fitness en este enlace

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.