lunes, 1 de agosto de 2011

Beneficios nutricionales de las judías verdes



   Seguramente uno de los grandes olvidados en las dietas son las verduras y, en particular, las judías verdes. La verdad es que, en general, son alimentos bastante insulsos y no motivan demasiado para cocinarlos.

Un plato de judías verdes contiene muy pocas calorías, unas 30 kcal cada 100 gr y una cantidad ridícula de hidratos de carbono y proteínas, pero es una excelente fuente de potasio y calcio, así como de vitaminas, entre las que destaca la vitamina C.

Las judías verdes son realmente baratas y fáciles de preparar.

Para prepararlas, lo único que tenemos que hacer es quitarles las puntitas, que son algo duras, y cortarlas en varios trozos con la mano, cada uno de ellos de unos 3-4 cm de largo. Mientras las cortamos debemos tener cuidado con quitar aquellas que estén malas, que se distinguen porque son totalmente planas y tienen un aspecto un tanto extraño (son como una tira).

El siguiente paso es poner agua a hervir, la misma cantidad que pondríamos para hacer pasta, y echarlas cuando esté en ebullición. En unos 15' estarán listas. Podemos echar al mismo tiempo unas patatas (peladas y cortadas en trozos bien grandes, para que no se deshagan) para acompañar el plato. Finalmente lo arreglamos al gusto, por ejemplo con aceite y un poco de ajo, y nos lo zampamos.
  





Finalmente, comentar que las judías verdes pueden congelarse, pero las patatas. Así que si compras muchas - normalmente las ofertas son de un par de kilos o algo así, lo que tienes que hacer es prepararte las que quieras para comer y el resto trocearlas y guardarlas en bolsitas en el congelador, pero guardarlas sin cocerlas y sin patatas, sólo partidas.

¡¡No olvides incluir verduras en tu dieta!!

Todos los artículos de dietas y cocina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.