jueves, 21 de julio de 2011

Comer la fruta con piel, ¿si o no?

    Aparte de una cuestión de gustos personales, comer la fruta con o sin piel es también una cuestión nutricional. Qué es mejor depende en particular de la fruta de la que estemos hablando, entre otros factores. Pero, ¿podemos dar una respuesta?

Para empezar, debemos saber varias cosas antes de ir más lejos en la pregunta:
  • la piel concentra una gran cantidad de fibra, en torno al 40% o más
  • muchas de las vitaminas se encuentran en la piel (los porcentajes varían mucho)
  • la concentración de vitaminas va bajando conforme nos vamos acercando al centro de la fruta
  • la piel absorve la mayor parte de los pesticidas y plaguicidas que le echan a la fruta
 Así pues, la primera conclusión a la que llegamos sería que, si decidimos comer la fruta con piel, debemos lavarla bien antes (no hay que darle jabón, que estropea la fruta, sólo echarle agua del grifo encima a presión y frotarla un poco).

Además, debemos tener en cuenta si es fruta de temporada o no, ya que para su correcta conservación es necesario echarle más productos químicos. Por lo tanto, intentaremos comprar siempre fruta de temporada, que además suele ser más barata.

Otra cuestión importante es qué fruta es, ya que unas tienen mayor cantidad de pesticidas que otras. De hecho, al respecto cabe señalar que, según estudios independientes, hechos por Environmental Working Group, las tres frutas con más cantidad de pesticidas serían éstas:




Respecto del fresón, aquí hay poco que hacer. Debemos quitar las hojitas y el tallo, pero la piel, como tal, nos la vamos a tener que comer. En el caso de la manzana y el melocotón, preferiblemente, NO deberíamos comernos con piel, por lo que pueda pasar, en particular la manzana. La piel del melocotón es muy áspera y poca gente se la come.

Como conclusión, si bien existe un miedo (justificado) a la cantidad de pesticidas que pueda contener la piel de las frutas, por otro lado es conveniente ingerirla. Pero, eso sí, evitando al menos las que son más peligrosas, y en particular la manzana, reina de los pesticidas debido a su consumo super masificado.

Recordemos, que la existencia de una legislación para el uso de pesticidas, puesta en venta, etc, etc, ... no obliga a su cumplimiento. Por lo que debemos ser cautos, al menos un poquito.

Todos los artículos de dietas y cocina

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.